PRIVILEGIADA CAMINANTE
DE LA INMERECIDA GRACIA

Blog!

Una cita a tiempo

Lo más interesante de esta aventura que hoy inicia es que no te conozco, ni tú a mí realmente, así que bienvenido a esta emocionante cita a ciegas entre líneas.

Debo confesar que cuando pensé en un «acerca de mí» impactante para que me leyeras, Dios me recordó que no se trataba de mí, ¿Has escuchado la frase «No eres tú, soy yo»? Pues yo la escuché en ese momento. Así que solo espero que lo conozcas a Él, en este camino de letras, comas y puntos, en donde solo soy un medio para construir el puente, que te acercará a la delgada línea de la INMERECIDA GRACIA por la que hoy camino.

 

Construyendo una historia

Una promesa que pareciera locura, un camino por recorrer y un indicador impredecible del tiempo perfecto.

¡El tiempo del SEÑOR !

Meses compartiendo el evangelio

Personas Alcanzadas

Prédicas

blog posts

Acercamientos recientes 

Devocional 22/01/20

"Retorno a la Felicidad" fue la mejor descripción que encontré, cuando mi mente inquieta me llevó a indagar sobre los lirios del campo; una flor descrita en la biblia innumerables veces como incomparable, «pero os digo, que ni aún Salomón con toda su gloria se vistió...

leer más

Devocional 21/01/20

Hace poco publicamos un texto titulado «Migajas De Paz», en el que sin duda alguna describimos un cuadro común en nuestra vida diaria y del que quisiera recordar un pequeño fragmento, para contextualizar el mensaje del salmo 127:1 que compartiremos en esta mañana: "El...

leer más

«AMA»

Déjalo fluir, no importa si lo merece o no quien lo reciba o quien se niegue a hacerlo; ¡No importa! no lo retengas, déjalo volar, déjalo ser; el nació para ser libre, para sonreír, para jugar como un niño. Déjalo que aprenda a caerse y a levantarse entre lágrimas, a...

leer más

Una dama llamada lejanía

Con el pasar de los años empecé a notar que sus ojos dejaron de reflejar mi rostro, que se olvidaron de jugar a perderse por horas dentro de mi ser, como solían hacerlo en su juventud disfrazados de piratas y dispuestos a navegar en un interminable océano, sin la más mínima intención de resignarse a huir antes de encontrar un nuevo tesoro...

Miedo versus Cobardía.

¿Alguna vez ha contado cuántas veces respira en un minuto o tan solo ha pensado en eso? Por favor, no se sienta mal si no lo ha hecho. Respirar es algo tan natural que normalmente no nos damos cuenta de su importancia hasta que dejamos de hacerlo, y entonces experimentamos una sensación tan desesperante que, aunque dure solo unos segundos, esos segundos parecen eternos, nos bloqueamos, y no podemos pensar en otra cosa que no sea respirar otra vez…

Versículo de la Semana

Rut 1 : 16

16 Pero Rut respondió:

—No me pidas que te deje y regrese a mi pueblo. A donde tú vayas, yo iré; dondequiera que tú vivas, yo viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios.

 

Prédica del Mes:

¿ y los que se quedaron en la barca qué ?