Cuídense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados.
(Heb.12:15)
-Quiero cambiar todo en mi vida -dijo Sandra- en medio de una sesión de consejería mientras lloraba desconsolada. Su esposo la había abandonado para mudarse con una mujer más joven luego de 11 años de matrimonio del que nacieron tres hijos. Dos años después Sandra puso en venta su casa, pidió un traslado en su trabajo para el lugar más lejano que encontró en el mapa, y retiró a sus hijos del colegio justo en la mitad del año escolar -Todo me lo recuerda -continuó diciendo- solíamos tomar café en las mañanas en el jardín de nuestra casa, mientras los pajarillos cantaban… y Entonces solo pude responderle, que los pajarillos seguirían cantando en cualquier lugar al que ella fuera; mientras que para sus hijos aquel cambio drástico sólo representaba una huída que les traería dificultades.
Amargura amigo lector, una raíz que continuó brotando y silenciosamente contaminando por doquier; de hecho siempre habrá en nuestras vidas un lugar, un aroma, un atardecer, un tiempo, o una situación a la que no quisiéramos regresar o de la que quisiéramos escapar por algún motivo; pero mi amado “LOS PAJARILLOS SEGUIRÁN CANTANDO” y el sol continuará saliendo. Así las cosas, nos corresponde a nosotros buscar la paz con todos y con todo, en nuestro encuentro diario y personal con Cristo; pues como dicen las escrituras sin ello nadie verá al Señor ni alcanzará su Gracia. Es tan importante amigo lector, que traigo a mi memoria aquel canto del gallo que tal vez le recordaba también al póstol Pedro el peor episodio de su vida, y sin duda alguna los gallos también siguieron cantando; pero esta vez para recordarle al apóstol que luego de buscar la paz en su corazón, Jesús se había hecho visible nuevamente en su vida con su infinita Gracia frente a una hoguera para restaurarlo.
Así que puedes huir tan lejos como puedas mi amado; pero ten presente que solo en los brazos de un pasado restaurado, los recuerdos 🎶 cantarán una melodía de victoria.